jueves, 11 de septiembre de 2008

Protesta por el apuñalamiento de un menor en el metro de Urquinaona a manos de un grupo de fascistas

Unos 200 jóvenes se manifestaron esta tarde en el centro de Barcelona por el apuñalamiento de un menor el sábado en el Metro de Barcelona por parte de una decena de jóvenes de estética 'skin-head'. El joven agredido iba acompañado de su novia, de origen sudamericano, que pudo haber sido el primer objetivo de los 'skins'.

La manifestación empezó a las 18.30 horas en la plaza Sant Jaume, subió por la Via Laietana y terminó poco después de las ocho de la tarde en la plaza Urquinaona, donde fue apuñalado el joven.

Los manifestantes estuvieron en todo momento rodeados por numerosos agentes y furgones antidisturbios de los Mossos d'Esquadra.

La movilización estuvo encabezada por una pancarta en la que se podía leer 'La victoria está en la calle'.

Condena de SOS Racismo

SOS Racismo también ha condenado los hechos y ha pedido a la sociedad y a las autoridades que luchen para "desmantelar las formaciones de extrema derecha", aumentar la presión policial y judicial y aplicar los artículos del Código Penal que condenan el componente racista y xenófobo de estos casos.

La entidad ha ofrecido a la familia del joven el apoyo de su Oficina de Información y Denuncias.

El joven está ingresado en el hospital, pero se encuentra estable y evoluciona favorablemente, según han informado los Mossos, Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) y fuentes hospitalarias.

Con un punzón

Según colectivos juveniles de izquierdas, el joven, Rubén, de 16 años y vinculado a estos movimientos, fue abordado sobre las seis de la tarde por una decena de individuos de estética neonazi cuando salía del tren junto a su novia, de origen suramericano, y el hermano de ésta, de 8 años. Los agresores insultaron a la chica e intentaron agredirla, lo que provocó que Rubén se interpusiera.

Uno de los agresores sacó un punzón y atacó al menor, que sufrió heridas en la cara, el hombro y el abdomen, cerca de las costillas. Su novia y el hermano de ésta pudieron huir, así como los agresores, mientras Rubén, que llevaba ´simbología antinazi, fue asistido en un primer momento por un trabajador del Metro.

Fuentes policiales han explicado que los agresores todavía no han sido plenamente identificados, aunque las imágenes de videovigilancia podrían ayudar a ello. La unidad de Información de los Mossos está trabajando en el caso.

Según explicó una portavoz del Hospital del Mar, el menor no tuvo que ser intervenido quirúrgicamente, sino que solamente se le colocó un drenaje.

Una pareja tranquila

La propietaria de un estanco cercano a la estación de Urquinaona explicó que todo se inició cuando uno de los agresores "insultó" a la novia del agredido. María Dolores aseguró que, pese a ser muy céntrica, "la plaza es un lugar tranquilo", aunque no le extraña que "pasen estas cosas así, si después los dejan salir a los cuatro días de la cárcel". La mujer dijo que "la parejita estaba muy tranquila cuando sucedió todo".

2 comentarios:

- dijo...

Weyyy, que pasa¡¡

Teneis un correo, hecharle un vistazo y nos contais.

Un saludo rebelde y comunero¡

YescaAlmagro

S.H.A.R.P. Ciudad Real dijo...

como puedo contactar con vostros¿?¿?